30 diciembre, 2017

Alrededor de la abuela Maria se encontraban apiñados todos los nietos, con sus caritas visiblemente iluminadas. Yo no sabía muy bien si ese brillo era reflejo de la chimenea que caldeaba la estancia, o por la magia de la Navidad. Todos mis sobrinos esperaban ansiosos uno de los cuentos de la abuela Maria, pero Manuel…

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Sígueme en Twitter